diseño tiendas online - desatranques granada - diseño tiendas online barcelona - diseño tiendas online madrid - diseño tiendas online sevilla - desatascos granada - desatascos murcia - desatascos kitapesares
IN THE NAME OF LOVE - STUPID CUPID

IN THE NAME OF LOVE - STUPID CUPID

¡¡¡Cupido, sal de este cuerpo!!!

Un año más nos visita el espíritu amoroso y nos volvemos un poco tontetes por culpa de las hormonas y los procesos químicos que el amor nos produce en cuerpo y mente. Así, llevamos a cabo un montón de moneces y tonteridas en nombre del amor, venerando a ese santo llamado Valentín y su torpón secuaz... Cupido .

Cupido, ese ser que en ocasiones se vuelve bizco y parece que apunte la flecha hacia el corazón equivocado, será el culpable un año más de que en este 14 de Febrero (aka San Valentín) muchos de nosotros cometamos chistosos disparates en el nombre del amor.

Por favor, lee con calma y suspicacia los siguientes errores que la mayoría de ARC ya hemos cometido y no vuelvas a tropezar con la piedra que nosotros ya nos descalabramos.

1. No te las des de "cocinillas"

Reconozcámoslo. No eres Ferran Adrià . Este San Valentín no pretendas sorprender a tu pareja asando un pato, o la sorpresa será que incendies tu cocina. En el mejor de los casos tu cocina sobrevivirá y no habrá incidentes... pero el ave al horno te quedará calcinado y con exceso de sal como en una sitcom americana.

Las risas las tendrás aseguradas, pero las paredes de tu casa olerán a carbón quemado una buena temporada.
.
.

2. Utilizar palabras cursis

De utilizar tacos y palabras mal sonantes, unas detrás de las otras, pasamos a deformar nuestro vocabulario con frases como: “tqm, mi shielooo”, y toda clase de cursilerías escritas mal a propósito. Tú, pobre ser iluso, crees que suenas más dulce... y como se te escape en algún grupo de WhatsApp equivocado te convertirás en el chiste grupal de la temporada.

Cupido no tiene la culpa. De esto solo pueden tener la culpa los maratones de helado y peli romántica que te has pegado durante años.

3. No. La poesía tampoco es lo tuyo

A no ser que tengas talento de verdad, el recitar o escribir cosas como "Las rosas son rojas, las violetas azules" nunca serán un buen comienzo para una carta de amor poética. 

Cuando estamos in love sale nuestro escritor oculto (que por alguna razón se encontraba así), con todo un despliegue literario digno de romper en mil pedazos, con rimas como "No es alcohol, no es cerveza. Eres tú, quien se me ha subido a la cabeza".

4. No inventes más apodos cariñosos

Muchos hemos pasado por esto:

Tu nombre siempre fue Maria, Elena, Jose... y de pronto pasas a ser Cuchifrita, Almendrita, o cualquier palabra edulcorada que acabe en diminutivo. Si vas a cambiar el nombre a tu pareja, no lo hagas en nombre del amor.

5. La dirección de arte no es tu fuerte

 ¡Qué romántico! Este año por San Valentín voy a llenar la casa de mi pareja de flores, globos, y post-its rosas con mensajes de amor. Voy a llamar al Telepi y voy a pedir que me pongan el peperoni en forma de corazón en la pizza.  Vamos a beber vino rosa... y voy a  disfrazar a Draco, su perro, de angelito con peluca de rizos rubios incluida.

Algún detalle no estará mal. Pero cerciórate de si tu pareja tiene alergia a las graminias, y no lo pongas TODO o hasta Draco te dirá que te has pasado.

6. Mantén tus gustos y personalidad

Una de las cosas más bonitas de enamorarte y ser correspondido es que la otra persona siempre tendrá algo nuevo que aportarte, incluso en gustos y opiniones que nunca antes te habías planteado.

Pero si nuestro amorcito es amante del cine experimental franco-anglo-koreano que sólo sus mismos realizadores conocen, tampoco hace falta que te conviertas en experto en esos temas. Apoya a tu pareja, pasa tiempo con él... pero no olvides tus propias aficiones y gustos.

7. Haz ejercicio

Hazlo. Pero no lo hagas como ofrenda de devoción al Santo Valentín. Hazlo por ti, por sentirte mejor, cuídate, come bien... pero por favor no hagas tonterías de las que te puedas arrepentir.

Quererte y ser fiel a tu propio cuerpo es el primer paso para sentirse querido por los demás.

8. Cuidadito con lo que cuelgas en Facebook

Cada vez que pienso en ti, el sol brilla más fuerte y me ilumina.

Cada vez que te miro a los ojos descubro el verdadero sentido de la vida.

Cada vez que... blablá bla.....

Dar la chapa por las redes sociales, es síntoma inequívoco del atontonamiento por cupido. Difunde el mensaje de amor universal, claro que sí, pero recuerda también que el amor se demuestra en el día a día, y en el cara a cara.

9. No desaparezcas sin más

Bombas de humo cuando recibes el whatsapp de tu pareja diciendo que te espera en la cama o que te echa de menos. Dejar de hacer la tarde de peli con tus amigos de siempre... eso no. Todos maduramos y cambian nuestros hábitos de vida.

Pero si cupido te golpeó de tal manera, piensa que tus amigos y familia se alegrarán por ti. Compártelo con ellos y no desaparezcas de sus vidas solo por haberte enamorado.

Que tus colegas no piensen que tu pareja actual es un secuestrador y que no tengan que poner tu cara en la sección de desaparecidos del periódico local de tu ciudad.

10.  OLVIDA TODO LO QUE HAS LEÍDO ANTES

¿Quiénes somos nosotros para decirte cómo llevar mejor tu vida en pareja, tu nuevo amor, y todo lo que ello conlleva? La culpa es de cupido y de su mala puntería, o de haber puesto más dosis de veneno amoroso en la punta de su flecha. Cupido es un poco estúpido, y si nos cae mal es porque nunca nos regala zapatos.

Viva el amor bien llevado. Vivan los novios y vivan las novias. Pero ,por favor, este año no regales ese osito de peluche abrazando un corazón... Si necesitas ayuda para saber qué regalar, nosotros tenemos la solución en el siguiente link:

HELP STUPID CUPID

Posted on 08/02/2018 by @gatorascon 1040

¡Compártelo!

Ant.
Sig.

No products

To be determined Gastos de envío
0,00 € Total

Procesar pedido